CT y Curium se alían para desarrollar una plataforma de autocalibración y visualización de datos para la Industria 4.0, basada en inteligencia artificial.

17.02.22

CT y Curium se alían para desarrollar una plataforma de autocalibración y visualización de datos para la Industria 4.0, basada en inteligencia artificial.

CT y Curium ponen en marcha el proyecto CALAIX, para aportar una solución de autocalibración y visualización de datos en la Industria 4.0.  

La plataforma, que funcionará mediante IA, conseguirá reducir al mínimo el tiempo de inactividad y las pérdidas que ocasionan los equipos mal calibrados.

CT, empresa tecnológica líder que ofrece innovación y servicios de ingeniería durante todo el ciclo de vida del producto, anuncia su colaboración con Curium, una empresa de innovación en tecnologías de calibración de sensores, líder en el mercado, con una solución pendiente de patente para calibración de múltiples sensores, en las áreas de la Industria 4.0 y el Internet de las Cosas (IoT). El consorcio se ha creado a través de una beca del programa Eureka GlobalStars con Enterprise Singapore. Su objetivo es lograr una mejor colaboración en I+D entre la Unión Europea y Singapur que permita a las empresas singapurenses cooperar estrechamente con las principales empresas europeas y a las empresas europeas trabajar en diferentes mercados, tanto dominantes como emergentes.

CALAIX es una plataforma de autocalibración y visualización de datos para la Industria 4.0 que funciona mediante inteligencia artificial. La aportación de Curium a CALAIX es Continuous Dynamic CalibrationTM (CDC), una solución pendiente de patente para calibrar varios de los sensores que se utilizan a día de hoy en procesos y aplicaciones industriales y de IoT; por su parte, CT aporta sus amplios conocimientos en ingeniería de procesos, gestión de proyectos y creación de gemelos digitales. La unión de ambas partes trae al mercado un sistema que reduce al mínimo el tiempo de inactividad y las pérdidas que ocasionan los equipos mal calibrados, permitiendo así que los procesos altamente automatizados permanezcan conectados durante más tiempo. Esta capacidad única cambiará radicalmente el panorama industrial a nivel mundial, como demuestra el avance de las conversaciones para su implantación en los mercados del Sudeste Asiático, Europa, el Norte de África y América Latina.

.